prp

Plasma rico en plaquetas

Es una terapia de bioestimulación rejuvenecedora y anti edad que consiste en un concentrado de las propias plaquetas del paciente en un pequeño volumen de plasma, por lo que no hay riesgo de alergia o rechazo. El mismo contiene enormes reservas de proteínas y factores de crecimiento de vital importancia para iniciar y acelerar la regeneración de la piel.

¿Cómo funciona?

Para preparar el PRP se toma una pequeña cantidad de sangre del paciente la cual se centrifuga para posteriormente obtener el plasma rico en plaquetas que es la porción de la sangre que posee mayor cantidad de plaquetas y factores de crecimiento. Luego se aplica con micro inyecciones intradérmica en las zonas a tratar dando como resultado un nuevo colágeno favoreciendo la reepitelización y regeneración de la piel.

¿Cuándo realizarlo?

Se indica a partir de los 30 años como tratamiento preventivo en una piel joven y como tratamiento restitutivo en pieles de signos de envejecimiento.

¿Cuándo se indica?
  • Reparación cutánea de pieles fotoenvejecidas
  • Rejuvenecimiento con producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico
  • Reparación cutánea (celulitis), tratamiento de zonas de retracción dérmica (poceado celulítico)
  • Relleno de surcos y arrugas
  • Postpeeling
  • Alopecias
  • Estrías
¿Cómo?

Se realizan en total 3 sesiones al año. La segunda se realiza a los 21 días de la primera, a los tres meses se realiza la tercera y última sesión del año. Puede complementarse con varias alternativas según la necesidad de cada paciente: radiofrecuencia, foto-rejuvenecimiento con luz pulsada, rellenos faciales con ácido hialurónico y/o botox.

El PRP es un tratamiento seguro que restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor, recupera la consistencia elástica, mejora la afluencia vascular, incrementa la tersura y apariencia de la piel. La mejoría se observa 20 días post-aplicación, manteniéndose estable por varios meses.