laser-co2

Láser CO2

El tratamiento con láser de dióxido de carbono trata arrugas faciales, cicatrices, poros dilatados, laxitud de la piel, irregularidades en la textura y discromía.

– Mejora tonicidad y textura
– Disminuye poros dilatados
– Atenúa secuelas de acné y cicatrices
– Colabora en la desaparición de las manchas
– Reduce arrugas y líneas de expresión

¿Cómo actúa?
El haz láser elimina las capas superficiales y envejecidas de la piel (epidermis). Al mismo tiempo penetra en las capas más profundas (dermis), donde calienta y estimula las fibras de colageno.
¿Cuantas sesiones son necesarias?
Se aconseja entre 2 y 3 sesiones cada 30 días para obtener buenos resultados.
¿Cuando se pueden ver los resultados?
Los mismos varían según el paciente, a corto plazo y largo plazo después de la cicatrización (al mes) la superficie de la piel debería estar más tersa, verse más luminosa y más homogénea, con un tono uniforme.
¿Duele el tratamiento?
Este láser no es doloroso, pero se aplica media hora antes del tratamiento anestesia tópica (crema) en las zonas a tratar para alcanzar mayor confort durante la sesión.
¿Por qué realizarlo?

– Disminuye poros dilatados
– Atenúa secuelas de acné y cicatrices
– Colabora en la desaparición de las manchas
– Reduce arrugas y líneas de expresión